domingo, 15 de mayo de 2016

Disfrutando la Lactancia

Como soy mamá primeriza, cuando estaba embarazada en realidad nunca me puse a pensar en que iba a ser lo mejor para mi bebé o que de que forma iba a alimentar a mi bebé, ¿seno o biberón?. Tuve una cortas conversaciones con mi pareja sobre el tema, él me decía nada de formula!. Sin embargo yo no leí, no me informe, no pregunte a nadie al respecto. Mucho menos prepare mis senos para la lactancia, y a pesar de eso a a la mañana siguiente de haber dado a luz cuando me pasaron a mi bebe por primera vez para alimentarlo, la enfermera me dijo que me descubra un lado. Al principio me atemorice, pues yo no sabia NADA, como coger a mi bebe, como debía agarrar el pezón mi bebe, las mejores posturas para darle de comer, nada, pero la enferma me lo puso en los brazos, ya descubierto mi pecho, y fue así, en un instante aprendí todo lo que en 9 meses no. Fue como una ola de sabiduría.
Tan pronto lo cogí en mis brazos él empezó a buscar el pezón, y cuando lo encontró, la enfermera dijo feliz "su bebe tiene un buen agarre", pero...que se supone que significa eso? En realidad no lo entendí, simplemente disfrute en esa primera experiencia con mi bebe. El chupaba con todas las ganas, y yo al ser primera vez, sentía como la leche se movía al exterior hasta su boca, como su lengua presionaba contra el paladar, como sus labios rodeaban toda la areola del pezón, y como su pequeña manito buscaba la mía para cogerla. Algo tan maravilloso estaba ocurriendo, y en el mundo eramos solo él y yo.
Los días pasaban, las visitas venían, y yo me seguía enterando de más cosas. Todos me preguntaban ¿que le das de comer? ¿laformula o tu leche? ¿biberón o seno? ¿si estas dando de lactar?, a lo que yo respondÍa que si, obvio, y ahí venia la otra pregunta,¡¿Y NO TE HA LASTIMADO?! Y ahí fue cuando comprendí lo que significaba "un buen agarre". 
Gracias a Dios, han pasado 5 meses y hasta la fecha Ezequiel ni un solo rasguño, rasponsito nada de nada, nos ha ido muy bien en la lactancia, y realmente espero que siga así hasta cuando el ya no quiera. Hemos empezados con los jugos, con las papillas, pero eso no ha impedido que yo deje la lactancia, lo cual me encanta, porque aunque ya no esten en tu pansita siguen conectados por la lactancia.